¡Del cielo a tu boca! cerveza hecha con agua de lluvia

La cervecería casas viejas emplea agua de lluvia para poder fabricar la exquisita bebida que está dando vueltas por el mundo, se trata de un producto 100% mexicano y ecológico. La cerveza hecha de agua de lluvia es una expresión ecológica basada en la innovación, emprendedores mexicanos han logrado confeccionar esta cerveza artesanal por medio de la utilización del agua de lluvia en todas las técnicas y los proceso de cerveceras; durante la temporada pluvial se han obtenido 100 mil litros de agua de los techos de las instalaciones de la cervecería casas viejas, con esa cantidad de agua se producen dos mil litros de cervez al mes, ha asegurado Norberto González Rodríguez por medio de una entrevista a través del teléfono gas natural, Norberto es un ingeniero y profesional maestro cervecero, además de uno de los aventureros que han hecho realidad este proyecto, su perspicacia ha llamado la atención de muchas empresas grandes inversionistas, como es el caso de Gas Natural Fenosa quien desea ser incluida en el próximo proyecto.

En su entrevista Norberto manifestó que luego de los trabajos de potabilización a lo que es sometida el agua de lluvia, la confiabilidad y la pureza de esta cerveza cumple a la perfección con él más elevado nivel de calidad, de esta manera la pureza del agua utilizada para la elaboración de la cerveza es más que segura. “En cuestiones microbiológicas esta agua es más que segura, no está contaminada con químicos extraños debido a que es agua que cae directamente del cielo a los techos y se encuentra en una atmósfera bastante limpia”- comenta Norberto; Alfredo Guerrero Otamendi se ha sumado al equipo de trabajo de este empresario y es gerente comercial de la cervecería Casas Viejas, su apoyo ha servido para la consolidación de este propósito por ello se considera una pieza fundamental en la producción de esta cerveza, Guerrero comenta que esta idea nació y se desarrolló en la población de San José Iturbide en  Guanajuato

“Esta cerveza es totalmente elaborada con agua de lluvia debido a que el proyecto nació así: nuestro objetivo era desarrollar una idea sustentable y eco amigable porque de alguna forma creemos en el pensamiento verde, para todas las clases de cervezas utilizamos agua de lluvia en su totalidad, evitando así el consumo de agua procesada por máquinas que fomentan el calentamiento global”- ha asegurado Otamendi. Por su parte  Norberto y Alfredo han comentado que de manera paradójica, la inquietud de adentrarse en el mundo de la producción cervecera artesanal surgió luego de una plática donde compartían algunas cervezas, llegaron a que su manera de aportar al mundo su granito de arena era creando esta maravillosa bebida caída del cielo.

Lógicamente los riesgos durante la producción de este novedoso estilo de cerveza, son sustentados en la posibilidad de que la temporada de lluvias se encuentren reducidas, por lo cual Norberto González ha afirmado que en la planta productora cuentan con un excelente plan de almacenamiento preventivo que va a solventar esta situación, explicó que podría dejar de llover un año sin que la escasez de agua afecte la producción.

Dejar un comentario