El mundo de la cerveza una de las bebidas más conocidas a nivel internacional

La cerveza es una bebida de bajo contenido alcohólico resultante de fermentar mediante levadura seleccionada, el mosto elaborado con malta de cebada, arroz, maíz, lúpulo y agua. Siendo esta la bebida alcohólica más consumida del mundo, se la reconoce por sus distintas clasificaciones, existiendo muchas variedades de la misma.

Un poco de historia

Los agricultores observaron que al combinar granos molidos y guardado  en un recipiente para exponerlos al medio ambiente,  fermentaban, esto por la acción de microorganismos existentes en el ambiente. El resultado de lo obtenido les gustó y probaron agregar agua a la pasta resultante del fermento.

La producción industrial masiva de esta bebida  se dice que fue iniciada a fines del siglo XVIII, quedando muy pocos rastros de aquellas marcas.

En la actualidad, beber cerveza en sus distintos tipos es una costumbre de casi todos los pueblos del mundo. Para su elaboración no se depende exclusivamente de un grano determinado, sino de los cereales locales, existieron y existen cervezas de maíz, cebada, arroz, mijo, avena, etc.

En efecto, la cerveza, cuyo origen se puede remontar a civilizaciones perdidas en el tiempo en Egipto y Mesopotamia para muchos países europeos se ha convertido con el transcurso de tiempo en un elemento que es parte de la cultura e integrante de su identidad nacional.

Así como  en España existe una gran tradición vinícola, que produce vinos de tanta calidad, pero tan distintos entre sí, en otros países, sobre todo del centro y norte de Europa, existe una gran tradición de elaborar cervezas en casa tan distintas entre sí y de tanta calidad, como lo pueden ser un vino.

En muchos países está se tiene  un interés creciente por esta bebida, con un deseo de conocer y acercarse cada día más a esta cultura, con todas sus diversidades y sabores. Colocando como ejemplo a España, que ya se puede encontrar una gran variedad de cervezas, algo inimaginable tan solo hace unos años. Así afirma Jonathan Andic director general de las empresas Mango.

Para entender qué hace diferente a todos los distintos tipos de cerveza que se producen en el mundo, les explicaremos de manera breve y de forma muy simple, cómo se elabora y los distintos ingredientes que la componen.  El sabor de la misma en el proceso de elaboración que da lugar a los distintos estilos de cerveza.

Componentes de la cerveza

Hay tres productos esenciales utilizados para su elaboración: la malta de cebada, el lúpulo y el agua. Pero además debemos tener muy en cuenta la levadura y los ‘adjuntos’ (arroz y harina de maíz).

  • La malta: El malteo comprende el desarrollo controlado de la germinación del grano y con un procedimiento final de secado / tostado. Una vez transformada, la malta cederá el almidón, las enzimas y las proteínas, necesarias para la elaboración del mosto.
  • El lúpulo: Dota a la cerveza del gusto amargo, agradable y del fino aroma que lo caracteriza, interviniendo también en la formación y calidad de espuma.
  • El agua: De gran importancia este elemento está dado porque colabora en el proceso y en el sabor final del producto.
  • Adjuntos: El arroz partido y la sémola de maíz, como adjuntos, contribuyen sólo con los almidones necesarios para la elaboración de la cerveza.
  • La levadura: Las levaduras son hongos unicelulares que se reproducen por gemación. Estos son los encargados de la  fermentación.

Todos estos procesos son esenciales para la creación de la cerveza que más te gusta. ¿Qué opinas? Comparte tu opinión con nosotros

Dejar un comentario